Remedios para la mastitis

Buscar soluciones naturales para aliviar todo tipo de afecciones, siempre es una opción que a las personas les gusta probar, como alternativa a los tantos medicamentos artificiales que se pueden encontrar en múltiples farmacias. La mastitis no es una excepción entre dichos inconvenientes para la salud y a pesar de que a simple viste, pudiera parecer una infección complicada, lo cierto es que si hay algunos remedios excelentes para calmar el efecto de sus síntomas.

Algunos de ellos se describen enseguida:

  • Dientes de ajo

El ajo es ampliamente conocido por sus propiedades como antibiótico natural. El consumo de 4 dientes pequeños al día, puede obrar verdaderas maravillas en las mujeres que se encuentran afectadas por la mastitis. También es posible preparar una infusión, por medio de agua caliente y los mismos dientes machacados; aunque ingerirlo fresco siempre es más recomendable.

  • Equinácea

Esta hierba derivada de las flores y raíces de la planta que lleva el mismo nombre, es un remedio ideal para ofrecer mayor protección a las células que conforman el sistema inmunológico, ya que cuenta con valiosos elementos que ayudan a combatir las infecciones. Se puede encontrar en muchas tiendas naturistas e incluso en algunas farmacias, y basta con consumirla por medio de tés o en gotas.

  • Cataplasma de zanahoria

Las zanahorias pueden ser de gran ayuda para desinflamar. Es posible preparar un cataplasma machacando una zanahoria grande y mezclándola con un poco de agua, hasta lograr una pasta de consistencia poco espesa. Luego, simplemente se esparce encima de la zona afectada del pecho.

  • Aceite de ricino

Muy eficiente cuando se trata de bajar la hinchazón en los senos, así como calmar la sensación de pesadez y picazón que también puede encontrarse presente. Basta con tomar un paño y humedecerlo en agua tibia, para posteriormente escurrir el exceso de líquido. Después se colocan algunas gotas de aceite de ricino por encima y la compresa se pone encima de los pechos. Se puede usar una toalla por encima para mantenerla en su lugar.

Otra alternativa muy recomendada para aliviar la mastitis, son los masajes. Aplicados de la forma correcta, su movimiento tiende a arreglar las obstrucciones de los conductos mamarios, que ocasionan que la leche acumulada forme bultos cuando se está en período de lactancia.

En caso contrario, también son buenos para relajar quistes fibrosos formados en el busto, a causa de un desorden hormonal proveniente de los ovarios.

Dejar una respuesta