La mastitis y su tratamiento natural

No cabe duda de que la mastitis, se ha vuelto una afección muy común entre un buen porcentaje de mujeres, se hallen o no en estado de lactancia. A pesar de que la ingesta de antibióticos es la medida más frecuente para acabar con sus síntomas, existen también alternativas naturales cuya función es la capacidad de calmar las mismas incomodidades.

Algunas de las más populares para el alivio de distintos signos de la mastitis, son los que se mencionan a continuación:

  • Compresas con col cruda

Se colocan algunas hojas frescas de col cruda encima de tela para compresas; se deben dejar una hora en el refrigerador para que se hallen bien frescas. Envolviéndolas para que queden bien asentadas, se procederá a colocarlas encima de la piel de los senos, para confortar la sensación causada por los dolores y la hinchazón.

  • Propóleo

Se conoce como Propóleo a una especie de resina que se obtiene de las abejas. Este elemento es un antiinflamatorio natural estupendo, que se puede ingerir según las dosis recomendadas en cada botella adquirida. El efecto para hacer ceder la inflamación de la mastitis, es muy efectivo y sin necesidad de recurrir a medicamentos artificiales.

  • Té de romero

Una infusión hecha a base de esta hierba y agua caliente, resulta estupenda para matar a las bacterias presentes en el organismo, a causa de la mastitis. También mitiga los dolores de cabeza que derivan como síntoma secundario de la misma, además de ser un auxiliar perfecto para relajarse, tras los inconvenientes que distinguen a esta enfermedad.

  • Miel de abeja

Es conocido por todos la propiedad de la miel de abeja, como un antiséptico innato. Esparcir una capa delgada por encima de los senos, puede calmar tanto la picazón y la inflamación de los mismos, como ayudar a cerrar los abscesos que suelen aparecer en la superficie de la areola (en caso de que estos se encuentres presentes).

Algunas recomendaciones naturales para detener el avance de la mastitis

Se recomienda la ingesta de abundantes vegetales y frutos, en vez de excederse con comidas grasosas o irritantes, que definitivamente pueden empeorar un caso de infección de este tipo. El consumo de agua natural e infusiones, manteniendo bebidas alcohólicas y carbonatadas al mínimo, es otra medida perfecta para favorecer la recuperación.

El peso es un aspecto que debe cuidarse para no impulsar el avance de la mastitis, por lo cual el ejercicio regular es otro consejo sabio.

2 Comentarios

  1. Martha 18 Octubre, 2016 Responder
  2. Lucina Benitez 20 Julio, 2017 Responder

Dejar una respuesta